Los aviones de ataque son maquinas con alta capacidad de maniobra a velocidades y altitudes moderadas. Esto porque su misión principal es la destrucción de objetivos de reducido tamaño, y a menudo muy cercanos a tropas amigas, como en el caso de las misiones de soporte aéreo cercano. Operan en todo tipo de clima, y a pesar de que existen aviones de ataque diseñados como tal desde el principio, también existen cazas multipropósito o entrenadores que han sido adaptados para asumir este rol.

Podemos definir el origen del avión de ataque desde los albores de la aviación militar, cuando los italianos utilizaron aviones Etrich Taube para lanzar bombas sobre infantería y artillería turcas en 1911. Más adelante, la misión de los aviones de ataque es desempeñada por cazas y aviones de observación durante la Primera Guerra Mundial, a través de bombardeos a baja altitud y ametrallamientos.

ju-87
Aviones alemanes Ju-87 Stuka. Uno de los modelos de aviones de ataque y bombardeo en picado más famosos de la historia.

Este tipo de aeronave se desarrolla en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, cuando se crean los primeros modelos destinados a desempeñar esta misión. Tenemos así el legendario Ju-87 Stuka, el terror de la infantería y blindados aliados durante los primeros meses del conflicto. Un ejemplo de estas aeronaves en el bando aliado sería el ruso Il-2 Shturmovik. De igual manera, el rol de avión de ataque era desempeñado también por algunos cazas con capacidad de armamento aire-tierra como el P-47 Thunderbolt (cazas tácticos).

En los años de posguerra el concepto de avión de ataque se perfecciona, surgiendo modelos más especializados como el A-1 Skyraider o el S-3 Viking (avión de ataque antisubmarino).

Avión de ataque ligero

Durante los años 50 y 60 con el surgimiento de grupos guerrilleros en varios lugares del mundo surge la necesidad de utilizar aviones de ataque de bajo costo, alta capacidad de maniobra a baja velocidad y con capacidad de llevar bombas cohetes y ametralladoras. Debido a que no existían modelos para cubrir ese requerimiento, las fuerzas aéreas recurren a la adaptación de modelos civiles, transportes o entrenadores para cumplir esta función. Tenemos entonces la adaptación de modelos de aviones como el AC-47 Spooky, el T-28 Trojan, o el Malmö MFI-9; este último un avión civil de bajo costo que destruyó varios aviones modernos nigerianos en tierra durante la Guerra Civil Nigeriana (los famosos Biafra Babies).

La Fuerza Aérea Mexicana adaptó también entrenadores Pilatus PC-7 y transportes IAI Arava como aviones de ataque ligero durante el Levantamiento Zapatista en 1994.

Otro célebre modelo de avión de ataque ligero fue el IA-58 Pucará. Estos aparatos fueron diseñados y construidos por la Fábrica Militar de Aviones, la empresa gubernamental local proveedora de aviones de combate para Argentina. Argentina logró exportarlos a otros 3 países.

Algunos aviones de generaciones anteriores resurgieron en algún momento de necesidad para convertirse en aviones de ataque ligero. Así, en los años 60 surge el Cavalier Mustang, una versión COIN (Counter Insurgency) del famoso P-51 Mustang de la SGM. Otro ejemplo es el OV-10 Bronco, avión de observación y ataque ligero usado en la Guerra de Vietnam y puesto de nuevo en servicio en 2015 para un experimento sobre aviones para misiones de apoyo aéreo cercano.

Aermacchi SF-260, avión entrenador italiano con capacidades de ataque ligero (FOTO: SCDBob).

El avión de ataque en la actualidad

Los aviones de ataque a tierra modernos son uno de los tipos de aeronaves militares más utilizados en los conflictos bélicos, o incluso para tareas de seguridad. Son el resultado de las lecciones aprendidas en la última guerra mundial y en los múltiples conflictos de la Guerra Fría. Sin embargo, el desarrollo de aviones de ataque más robustos ha sido dejado atrás, y las compañías productoras se enfocan más en el concepto de avión de aviones multipropósito. Así mismo, las tareas de precisión desempeñadas anteriormente por este tipo de aeronave ahora pueden ser realizadas por drones o aviones de combate sin piloto, reduciendo costos y riesgos para las tripulaciones.

Así mismo, la naturaleza de los conflictos armados de la actualidad han resaltado lo valioso de los aviones de entrenamiento y ataque ligero. La ligereza y velocidad moderada de los aviones entrenadores con capacidad de ataque les permite atacar objetivos muy pequeños, con gran capacidad de maniobra a bajas altitudes. Sin mencionar que su costo operacional es mucho menor que los caza-bombarderos a reacción.

A continuación, algunos de los mejores aviones de ataque a tierra en servicio en la actualidad.

A-10 Thunderbolt II

El también llamado A-10 Warthog, es sin duda una de las mejores máquinas diseñadas para cumplir con la misión de destruir objetivos en tierra. Es uno de los aviones de combate que más armamento puede llevar bajo sus alas y fuselaje, incluyendo bombas, misiles aire-tierra, misiles aire-aire y cohetes. Sin embargo, es famoso por su cañón rotativo de 30mm y 7 bocas, que hace un ruido muy particular al ser accionado. Su capacidad de maniobra es tan alta como los aviones de ataque ligero, pero 10 veces más robusto. Se han documentado casos donde el A-10 logra aterrizar sin uno de sus motores o con parte de su estructura destruida. Es operado exclusivamente por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y se prevé que siga en servicio hasta aproximadamente la decada de los 2030s.

a-10
Un A-10 Thunderbolt II sobre Afganistán en 2011.

AC-130 Spectre

El Spooky es un ejemplo de aquellos aviones de ataque de la guerra fría, cuando no existía un modelo con la capacidad ni la tecnología para dar apoyo aéreo cercano con armamento pesado de forma precisa. Este modelo proviene del C-130 Hercules, un avión de carga. Es otro avión con el concepto del gunship surgido en la Guerra de Vietnam (gran plataforma de vuelo para hacer llover fuego sobre un enemigo), junto con el AC-47 Spooky y el AC-119 Shadow. Sigue operando en la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

ac-130
AC-130 Spectre

AV-8B Harrier II

Los modelos del Harrier son de los más famosos aviones de combate de despegue vertical. Los primeros entraron en servicio en la RAF y la Royal Navy a finales de los años 60. Poco después, fue adquirido por Estados Unidos y operado por los Marines. La segunda generación del Harrier con mayores prestaciones (Harrier II) apareció en los 80s, y continua en servicio en la Marina de EU, Italia y España. Ha visto acción en los conflictos armados de los últimos años, despegando desde portaaviones y buques de asalto anfibio.

Harrier
AV-8B Harrier II

F-117 Nighthawk

Esta aeronave pasó a la historia como el primer avión de ataque stealth. Su desarrollo se dio en el más absoluto secreto en la famosa Area 51, y el gobierno de Estados Unidos negó su existencia hasta 1988, cuando los dos primeros F-177 fueron presentados ante un atónito publico. A pesar de ser una aeronave revolucionaria, demostró que no era 100% indetectable: uno de ellos fue derribado en Yugoslavia en 1999. El Nighthwk fue dado de baja de forma oficial en 2008; sin embargo, en los últimos años se les ha visto en vuelos en Estados Unidos y en Medio Oriente, el último de esos vuelos documentado en mayo de 2020. ¿ Misiones de entrenamiento? ¿investigación? ¿el regreso del Nighthawk?

F-117
Lockheed F-117A en vuelo. (U.S. Air Force photo)

SU-24 Fencer

Este gran avión de ataque ruso incorpora grandes inovaciones de su época. Quizá el más notable es la incorporación de alas de geometría variable. Es la contraparte del F-111 Aardvark americano; sin embargo, este último ya no esta en servicio. El Su-24 Fencer es operado por la Fuerza Aérea y la Aviación Naval rusas, además de otros 8 países.

su-24
Su-24 Fencer.

SU-25 Frogfoot

El Sukhoi Su-25 es uno de los mejores aviones de ataque a tierra rusos. Entró en servicio en los años 80s, y ha visto acción en varios conflictos bélicos desde la invasión soviética a Afganistán, hasta la actual guerra civil en Siria. En este último conflicto, el piloto ruso Roman Filipov fue derribado por rebeldes sirios sobre Idlib, en febrero de 2018. Filipov se eyectó y llegó a salvo a tierra, pero murió luchando contra los rebeldes que trataban de capturarlo. Debido a sus excelentes capacidades, el Frogfoot es operado por otros 23 paises además de Rusia.

SU-25
Su-25 Frogfoot en dos patrones de camuflaje diferentes.

EMB 314/ A-29 Super Tucano

El Super Tucano es un ejemplo del avión de ataque ligero o avión contra-insurgencia desarrollado a partir de una célula más ligera y más económica que un avión de ataque (el EMB 312 Tucano, avión de entrenamiento). Es un avión relativamente nuevo que sin embargo ya ha visto acción en combate real en diferentes escenarios: misiones anti-terroristas en Afganistán, y operaciones anti-narcóticos en Colombia y Brasil. Esta bella aeronave es operada en otros 16 países además de Brasil. El claro ejemplo de que la historia del avión de combate de hélice aún no termina.

super tucano
A-29 Super Tucano de la Fuerza Aérea Brasileña (créditos de la imagen a la vista).

Interesantes artículos sobre aviones de ataque aquí.